domingo, 30 de noviembre de 2008

LA FRASE DE LA SEMANA

.
“El sabio nunca dice todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice.”
.
Aristóteles (384-322 a.C.); filósofo griego.

3 comentarios:

peregrina dijo...

Hola. En el Congreso Jurídico Internacional, que se llevó a efecto en el Estado de Colima, México, se hicieron diversos comentarios respecto a la extensión del derecho penal. algunos decían que no eran oportundos ni adecuados sobre las áreas o temas en que se llevaban a efecto.
otros más indicaban que incursionaban en otras áreas del derecho que no tenín necesidad de resolverse mediante el incremento de los tipos penales, sino que, pudieran utilizarse otros medios alternos y métodos para resolver los conflictos que se puideran presentar o plantear.
algunos más señalaron, que no, que las áreas económicas tendrían que observarse con mucho cuidado y poder hacer extensivo el regimen penal, con la finalidad de poder castigar a quienes aprovechándose de multiples factores empobrecían en ocasiones a sector y en otras a pueblos enteros.
sin embargo, ´después de escuchar multiples opiniones, una pregunta quedo plasmada, incrementada con algunos comentarios, de la siguiente manera.

cuando la autoridad responde a la solicitud de la expansión del derecho penal, en muchas de las ocasiones lo hace a sabiendas de que no va a resolver el conflicto, que no logrará con la pretendida reforma adecuar el derecho a la realidad; que la política criminal que se establece es en términos más o menos de ilusión y por lo tanto, sabe de antemano que no podrá ni siquiera impulsar mecanismos que garanticen la efectividad de la medida, que en supuesto se toma, de tal suerte que sólo responde al reclamo social con un instrumento legal que busca suavizar la presión social, pero no con la pretensión de disminuir o combatir la conducta antisocial que provocó la solicitud de la comunidad.
si esto es así, luego entonces la pregunta es: "en muchas de las ocasiones al momento de dar respuesta con una iniciativa que expande el derecho penal, ésta se convierte en un instrumento de fraude institucional.

ustedes que consideran.

peregrina dijo...

la reflexión pretendida con la frase, es de suma importancia, porque las personas debemos ser mesurados con nuestros comentarios, en tanto que al realizarlos pudieramos provocar altercados, si estos son dirigidos y personalizados; sin embargo, en más de alguna ocasión la ampliación de los dichos puede ser de importancia, y, cuando así sea, lo que se dice debe ser analizando, tomando en consideración que cada una de las palabras, son modelos de decreto, por su contenido y su significación.

Instituto Virtual de Derecho Penal y Política Criminal dijo...

Hola Peregrina!!! Gracias por escribir en el Instituto Virtual.

Lo que planteas es una dura realidad. Muchas veces, por presión popular, los congresos de nuestras naciones a instancias de los poderes ejecutivos, deben sancionar leyes que de antemano, se sabe, no solucionarán el problema.

Creo que al fin de cuentas, solo buscan un pequeño rédito político, u oxígeno en épocas duras.

Pero el problema del delito no se resuelve con medidas extravagantes y simplistas (bajar la edad de imputabilidad, penas más altas, expansión del derecho penal a otras áreas, etc.); sino con políticas de estado encaminadas a mitigar las grandes falencias de nuestra sociedad: deficiente educación, falta de planes de salud, exclusión social, desempleo.

Claro; todos estos problemas solo se solucionan con planes a largo plazo, que trascienden un período electoral. ¿Están dispuestos los políticos de turno a realizarlo?
Y otra pregunta es la siguiente: ¿Los medios de comunicación, con su enorme poder, no los devorarían?

Creo que hay que animarse igualmente, aunque la presión popular, manejada muchas veces por los medios, atente contra las buenas intenciones.

El pueblo no debe gobernar, sino por medio de sus representantes.

Por lo demás, gracias por tu participación, esperemos que sigas escribiéndonos. Y perdón por no contestarte antes, es que estuvimos en un congreso y volvimos recién hoy.

Saludos

Nazareno